La Empresa

Goyaike es una empresa de origen y tradición familiar, que a través de cuatro generaciones ha crecido y madurado bajo el impulso emprendedor de la familia Perez Companc.

Los inicios de la empresa se remontan a 1919, cuando la familia comenzó sus actividades de producción ovina en la Provincia de Santa Cruz, en la Patagonia Argentina. Allí, los vientos de la adversidad le imprimieron a Goyaike su carácter vigoroso y resuelto.

Obedeciendo a su necesidad de expansión y buscando nuevas latitudes, Goyaike llegó a la Región Pampeana. Hoy, en un mundo cada vez más complejo e interconectado, Goyaike proyecta sus negocios en las áreas de agricultura, ganadería, lana, lácteos y biotecnología.

La historia de Goyaike, al igual que su futuro, está constituida por una filosofía familiar y empresarial apoyada en dos pilares fundamentales. En primer lugar, su gente, el verdadero artífice de una visión que evoluciona y se enriquece continuamente, al tiempo que estimula el crecimiento individual de cada uno de sus protagonistas.

Por otra parte, Goyaike se define por concebir la realidad cambiante como el escenario adecuado para corregir rumbos y descubrir oportunidades.

Goyaike es una empresa agrotecnológica, creadora de riqueza para la sociedad, con un estilo de trabajo que prioriza la comunicación y la interrelación de las partes. Su espíritu se traduce en el esfuerzo intenso de hombres y mujeres responsables que procuran, a partir de la naturaleza, colaborar con Dios en su gran obra creadora.