Lanas

 

Con establecimientos en Provincia de Santa Cruz: Estancia Santa Ana al oeste de El Turbio y Estancia San Ramón en la meseta central, 290.000 hectáreas totales.

La Calidad de la lana, como objetivo primario, desde el campo hasta la industria.

Goyaike comienza con un estricto y cuidadoso plan sanitario, de manejo y de apoyo nutricional, sustentado este último por un innovador sistema de pasturas bajo riego, sumado a una muy exigente rutina de selección genética, para lograr el afinamiento de la lana sin descuidar el peso de vellón ni el peso corporal de los ovinos. Se utiliza genética superior proveniente de carneros merino neocelandeses y también de los mejores carneros de su cabaña.

Los galpones de esquila de están diseñados con instalaciones que permiten realizar una esquila muy eficiente, obteniendo así un producto final de excelencia, libre de contaminantes que perjudiquen la calidad de la lana.

Los vellones son clasificados individualmente, al momento de esquila, por un Clasificador neozelandés altamente calificado, quien conforme a normas comerciales de vigencia internacional combina la medición objetiva de la finura con la evaluación subjetiva de múltiples parámetros de calidad. Estos son: la resistencia a la tracción, el largo de mecha y su uniformidad, la calidad de hilado, el tipo de rizo, la suavidad, el brillo, decoloraciones y/o otros defectos del vellón.

Esta sumatoria de alta exigencia en la clasificación permite a Goyaike separar la lana en diferentes líneas de finura con muy alta precisión, como la que brinda el OFDA2000 (analizador óptico de diámetro de fibras), equipo portátil de alta tecnología.

Los lotes de lana, previo a su venta, son analizados por un Laboratorio aprobado por la IWTO (Internacional Wool Textile Organization), quien certifica los resultados obtenidos validándolos para su comercialización.

EN SINTESIS

Atendiendo las exigentes demandas de la industria actual, Goyaike produce lana de muy buena calidad al clasificarlas en lotes de finuras muy uniformes y de buena a excelente calidad de hilado, con buena resistencia a la tracción, largos de mecha uniformes, bajo porcentaje de contaminación vegetal, muy buen color y libre de manchas y/o coloraciones permanentes y de enfermedades.